La inteligencia artificial sí cambiará el mundo del trabajo, sin duda. Generará más oportunidades, eficiencias y calidad de vida para todos.

En 1918 era la época de la Primera Guerra Mundial, de la pandemia de la gripe española y del inicio de la comercialización de los tractores. Pero también era una época donde los granjeros sintieron miedo de ser reemplazados por esos tractores. “En la agricultura existía una gran industria relacionada a los caballos, con muchas actividades en su alrededor, y el pensamiento de quienes estaban allí es que con los tractores todo eso se terminaba”, explica Carlos Vayas.

Vayas, quien participó como exponente invitado por el IDE Business School con la charla ‘AI: Oportunidades para todos’, expone este caso para explicar la pregunta del millón: ¿Será que la inteligencia artificial reemplazará al ser humano o podrán convivir? Y para él, todo dependerá de la óptica de la persona. “Los argumentos en ese tiempo eran iguales a los actuales, pero al final eso no sucedió. Cuando salió el tractor, tenía llantas de metal, que eran ineficientes para el proceso de arado. Eventualmente, se dieron cuenta de que las llantas debían ser de caucho y más gruesas”.

Justamente, dice, hoy estamos en esa misma etapa con el ChatGPT, por ejemplo. “Si tomas a 100 personas y les preguntas si usan esta tecnología, será muy bajo el número de quiénes la usan”.

Por eso pone un ejemplo transversal, entre esos el uso de la inteligencia artificial para el antifraude en la industria bancaria. “Imagínate usar motores antifraude para detectar esas transacciones. Esto es algo que ya viene desde hace tiempo, y es una carrera contra el tiempo para mejorar esos sistemas antifraude cada vez que, por otro lado, se está intentando cometer fraudes”.

Vayas se refiere a que tener inteligencia artificial en una empresa es el equivalente a jugar un partido de fútbol con Lionel Messi en todas las posiciones. “Es un avión de papel versus un jet; comparar niños con adultos… La inteligencia artificial sí cambiará el mundo del trabajo, sin duda. Generará más oportunidades, eficiencias y calidad de vida para todos”, asegura.

No es algo extraño en el día a día de la gente, dice el experto. “Ya sucede con nuestras redes sociales, toda la información que sirve para darle preferencia a los usuarios, para mostrarte videos y contenidos en general, está curada por esa inteligencia artificial”.

Por eso, enfatiza en otro punto, que se ha establecido como real, y que es quizá lo que frena a la aplicación de esa inteligencia artificial en los procesos empresariales. “No requiere de grandes inversiones, sino de talento”. Dice que las empresas pueden tomar su propia información, usarla en modelos cerrados propios, experimentar y aprender. “Todos pueden usarla y sacarle provecho. Incluso ya existen casos donde está abriendo nuevas industrias”, explica Vayas.

Pone de ejemplo el caso de su madre, una científica que cuenta con un dispositivo (Haikubox) que guarda en su base de datos los cantos de todos los pájaros del mundo. “Es el primer dispositivo de este tipo en Latinoamérica y en el que ves cómo es el comportamiento de los pájaros, cuándo llegan y se van de un sitio, qué les pasa en ciertos momentos del año…”. Con toda esa información, explica Vayas, su madre arma patrones migratorios para entender qué pasa con los pájaros. “Imagínate tener toda esa data y que la gente pueda acceder a verla en tiempo real”.

Todo eso, dice, es factible tenerlo a disposición de cualquier persona, y también de las empresas, porque se crearán modelos más pequeños para resolver necesidades más específicas. “Con la inteligencia artificial puedes tener la solución a los problemas. Por ejemplo, cuando metes toda la información con la que cuentas de tu empresa, esa tecnología tendrá mayor conocimiento sobre esa compañía que cualquier persona o grupo que tiene mucho más tiempo allí”.

Por eso, insiste en ver las oportunidades y dejar el miedo de lado, pese a que es válido sentirlo. “Siempre ha pasado y al final encontramos la forma de adaptarnos”, aclara.

EL EXPOSITOR

Carlos Vayas Mosquera es ingeniero mecánico con una maestría en Ingeniería de Protección de Incendios y Análisis Predictivos de Riesgo del Instituto Politécnico Worcester, en EE.UU. También tiene MBA del IDE Business School. Trabajó en el extranjero y también en Ecuador en multinacionales como SABMiller y Telefónica. Desde 2020 desempeña el cargo de Gerente de Transformación Digital, primero en el Grupo KFC, y actualmente en la empresa Datafast.

EL AUTOR

Jorge Cavagnaro A. posee una maestría en Dirección de Comunicación Empresarial por la Universidad de Las Américas y es licenciado en Comunicación y RRPP por la Universidad de Guayaquil. Cuenta con amplia experiencia como editor de negocios y en la industria de producción de medios. Es experto en Publicidad, Planificación Estratégica, y Estrategia de Marketing. Actualmente es editor general de las revistas América Economía y Vistazo.