Este artículo contiene cuadros disponibles solo en la versión descargable.

Los gobiernos, a nivel mundial, han planteado respuestas de políticas inmediatas, enfocadas en la protección de la fuerza laboral y los ingresos.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cifra de casos confirmados de personas contagiadas de Covid-19 a nivel mundial alcanzó un total de 6,1 millones al 1 de junio de 2020. Ante este escenario de emergencia sanitaria global, cada país ha adoptado medidas inmediatas de distanciamiento social para contener los contagios, entre ellas detener la actividad productiva y comercial interna de cada país, lo cual ha desencadenado una recesión económica mundial.

Como resultado de la pandemia, distintos organismos internacionales como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Mundial del Comercio (OMC) proyectan que la economía mundial sufra contracciones del 2,0%, 3,0% y 2,5%, respectivamente en 2020.

Adicionalmente, se prevé un decrecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) tanto en las economías avanzadas como en las emergentes (Tabla 1 en la versión descargable). Según la CEPAL, para la mayoría de las economías avanzadas como Estados Unidos, Japón y la Eurozona se pronostican decrecimientos del PIB real de -3,8%, -4,2% y -5,7%, respectivamente.

Así mismo, la región de América Latina y el Caribe decrecería en 5,3% para el 2020 y, considerando que antes de la pandemia, durante el periodo de 2014 al 2019, la región ya tenía un bajo crecimiento (0,4% en promedio durante siete años), el impacto macroeconómico del Covid-19 en estos mercados emergentes podría llegar a ser más fuerte y prolongado que lo registrado luego de la Segunda Guerra Mundial (CEPAL, 2020).

Por otra parte, según la OMC se estima que el volumen de comercio mundial se reducirá entre el 12,9% y 31,9% (Gráfico 1). La contracción de las cadenas de valor globales, particularmente en las que Estados Unidos, China y Europa tienen un rol fundamental, implicaría una reducción de la demanda de exportaciones de materias primas provenientes de economías en desarrollo. Según la OMC, se espera que este año el volumen de exportaciones de América Latina y el Caribe se reduzca en 12,9% en un escenario optimista.

Según la Conferencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNCTAD), como resultado de estas pérdidas en el volumen de exportación se estima que los precios de las materias primas disminuyan para el 2020 en 37,3% a nivel mundial. En tal sentido, la balanza comercial de los mercados emergentes se verá mayormente afectada por tener modelos de exportación especializados en bienes primarios (Gráfico 2 en la versión descargable).

Adicionalmente, se proyecta que los países en desarrollo en su conjunto, exceptuando China, pierdan alrededor de USD 800 mil millones en términos de ingresos por exportaciones en este período (UNCTAD, 2020).

Como respuesta a los efectos ocasionados por la pandemia, los gobiernos a nivel mundial han planteado respuestas de políticas inmediatas enfocadas en la protección de la fuerza laboral y los ingresos, protección social a grupos vulnerables y políticas de estímulo a la actividad económica y apoyo al sistema financiero.

El objetivo de las medidas en política monetaria y fiscal que se han implementado alrededor del mundo buscan evitar el colapso del sistema económico y financiero, preservando la capacidad productiva de varios sectores.

Como se muestra en el Gráfico 3 (ver en la versión descargable), tanto las intervenciones fiscales como las monetarias buscan minimizar las interrupciones de los sistemas productivos, las caídas en el consumo e inversión y la disminución de los flujos de caja corporativos y el desempleo.

Entre las medidas adoptadas por los países de América Latina y el Caribe, incluido Ecuador, se pueden destacar: crédito fiscal, aplazamiento del pago de impuestos, flexibilidad en las exigencias de reservas y liquidez, y regulación de mercado de productos sanitarios (CEPAL, 2020).

Tal es el caso de Ecuador en donde el 16 de marzo de 2020 se inició el estado de excepción y las medidas de aislamiento para contener el contagio del virus. Posteriormente, el Gobierno Nacional ha impulsado una serie de políticas y propuestas legislativas para la reactivación económica.

Con relación a las medidas de carácter tributario y comercial, según Ernst & Young (2020), el Gobierno eliminó los aranceles de importación para productos médicos durante la emergencia, difirió por 6 meses del pago del impuesto al valor agregado (IVA) para el periodo abril a junio de 2020 y planteó retenciones de impuesto sobre ingresos gravables a instituciones financieras reguladas por la Superintendencia de Bancos y empresas de telefonía móvil (1,75%), así como para empresas vinculadas con el Estado en la explotación y transporte de hidrocarburos (1,50%)[2].

Respecto a las previsiones de crecimiento 2020 para Ecuador, la CEPAL pronostica que el PIB del país decrezca en 6,5%, es decir, 1,2 puntos porcentuales por encima de la contracción de América Latina y el Caribe. Al mismo tiempo, el FMI prevé que la economía del Ecuador podría estar decreciendo un 6,7% este año. A nivel de las regiones del país se espera una contracción del Valor Agregado Bruto (VAB) del 8,3% para la Costa; 6,9% para la Sierra y 23,9% para el Oriente (PwC, 2020).

Considerando que la economía ecuatoriana no solo se ha visto afectada por la paralización de las actividades productivas y comerciales a consecuencia del Covid-19, sino también ha enfrentado acontecimientos internos como las protestas sociales en octubre de 2019 y la rotura de las tuberías del Sistema del Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) y del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP) en abril de 2020, el Banco Central del Ecuador (BCE, 2020) prevé que el PIB para este año presente un decrecimiento interanual entre -7,3% (USD 66.678 millones) y -9,6% (USD 65.015 millones).

Por tanto, este decrecimiento de la actividad económica en el país afectaría principalmente en su desempeño interanual a los sectores de construcción (-9,6%), actividades inmobiliarias (-9,4%) y servicios de alojamiento y comida (-9,0%) (El Telégrafo, 2020).

En consecuencia, con la suspensión de actividades productivas en el país, la disminución de exportaciones y la crisis petrolera, según Tax Service & Tf Consultores (2020), representarán una disminución anual de las recaudaciones tributarias en el 2020 de entre USD 2.600 millones y USD 3.100 millones, lo cual representa el 19% y 23% de la recaudación efectiva de 2019, respectivamente. 

Aunque esta crisis sanitaria global implica múltiples desafíos sociales, económicos y normativos, también se convierte en una oportunidad de reinventar las redes de producción y comercio global. Sin duda, el Covid-19 ha alterado las relaciones económicas y sociales. Tanto empresas como consumidores tenemos un desafío para generar nuevos hábitos de trabajo remoto, acceso al comercio electrónico y logística en sectores estratégicos.

[1] La OMC presenta información del crecimiento del PIB de los países de Asia como una sola región.

[2] Para más información específica sobre estas medidas y la normativa vigente que las respalda consultar en: Ernst & Young (2020) https://www.ey.com/en_gl/tax/how-covid-19-is-causing-governments-to-adopt-economic-stimulus--

Referencias   

BCE. (Mayo de 2020). El covid-19 pasa factura a la economía ecuatoriana: decrecerá entre 7,3% y 9,6% en 2020.

CEPAL. (Abril, 2020). Dimensiones de los efectos del Covid-19.

CEPAL. (Abril, 2020). Coyuntura, escenarios y proyecciones hacia 2030 ante la presente crisis de Covid-19.

El Telégrafo. (Mayo de 2020). El déficit fiscal crecerá $ 5.269 millones debido a emergencia. Ecuador. https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/economia/4/deficit-fiscal-covid19

Ernst & Young. (Mayo, 2020). Tax Covid-19 Response Trackers.

FMI.     (Abril, 2020). Informe de Perspectivas de la Economía Mundial.

London Business School. (Marzo, 2020). The Economics of Pandemic: The Case of Covid-19.

OMC. (Abril, 2020). Desplome del comercio ante la pandemia de COVID-19, que está perturbando la economía mundial.

OMS. (Mayo, 2020). https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/situation-reports

PwC. (Mayo, 2020). Perspectivas Económicas del Ecuador.

Tax Service & TFC Consultores Corporativos. (Mayo, 2020). ¿Cuánto caerán las recaudaciones tributarias en el 2020?

UNCTAD. (Marzo, 2020). The Covid-19 shock to developing countries.

LA AUTORA

María Belén Vivero es Economista por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, tiene una Licenciatura en Economía y Gestión por Université Pierre Mendès France de Grenoble y un Diplomado en Cohesión Territorial para el Desarrollo por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) Chile. Actualmente trabaja como Analista Económico de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ASOBANCA).